COYUNTURA Y PERSPECTIVAS

 


 

Sin duda alguna 2015 ha sido un año multicomplejo e imprevisible por donde se lo mire. Una lista de sucesos globales de toda índole, dan cuenta que este escalón marcará un quiebre de cara al futuro de la humanidad y de las decisiones que deben tomar las empresas para mantener sus niveles de producción y rentabilidad. Veamos
El reciente encuentro de la COP21 celebrado en París, por el que 195 países aprobaron un acuerdo final que se espera entre en vigor al comienzo de 2016, podría catalogarse como un hito promisorio a estar por los consensos alcanzados:

 

  • En pos de reducir la emisión de gases GEIs, el aumento de la temperatura global no debería alcanzar los 2º centígrados hacia 2100

  • El acuerdo representa un punto de inflexión histórico y es jurídicamente vinculante para los países firmantes

  • Se creará un fondo aproximado de  U$S 100.000M destinados a los países en desarrollo, para que reduzcan sus emisiones, sin alterar su expansión económica. Se reconoce expresamente la necesidad de promover el acceso universal para las energías renovables en estos países

  • Requiere a los Estados revisar cada cinco años las contribuciones nacionales de mitigación, reconociendo que las medidas implementadas hasta el momento, nos llevan a un mundo de más de dos grados de incremento en la temperatura global

     

 

Por otra parte, el actual contexto internacional se enmarca en una coyuntura por demás emergente, que induce a las empresas a tomar los mejores recursos técnicos, científicos y económicos, no sólo para subsistir sino además para cumplimentar con los exigentes requerimientos que les está imponiendo el mercado internacional. La sensible baja en el precio del barril de petróleo, la caída de la producción mundial de alimentos y comodities, la crisis financiera que campea en varios países de la UE y de algunos centrales, la caída del PBI en China, la crisis humanitaria por migrantes y refugiados etc. son algunos de los eventos claves que configuran la trama de este estado de situación.

 

 

Con todo ello, la República Argentina lejos de quedar indemne por la impronta de este cúmulo de factores externos, se vió sumamente afectada en su economía y en sus estándares de desarrollo, por una serie de acontecimientos propios e internos que afectaron sensiblemente la rentabilidad en algunos sectores de la economía: un marcado déficit de la balanza comercial, acentuada por los precios del USDA, las postergaciones en algunos proyectos de inversión (Vaca Muerta), el déficit energético, la retracción de las economías regionales, el mayor déficit fiscal generado en el último año, un largo e intenso año electoral con distritos con alto grado de disputa, como en Córdoba y Buenos Aires, etc.
No obstante la complejidad de los escenarios citados, durante el año que finaliza IL&A S.A. permaneció firme en el mercado argentino y latinoamericano merced a su capacitación y equipamiento continuos para asistir a las empresas en el logro de sus objetivos. Como resultado de esa impronta, algunas metas y proyectos alcanzados fueron:


- ORSNA. Estudios para el Diagnóstico de Pasivos Ambientales en Aeropuertos. Córdoba, La     Pampa y San Luis
-  NAVIDAD . MINERA ARGENTA – Modelación del Impacto en Emisiones Atmosféricas. EIAA
-  PREDIO Ex BATALLON 141 CORDOBA. Estudio de Impacto Ambiental en Pto. Distrito Las Artes
- CELDA DE BARROS DE RESIDUOS INDUSTRIALES. CÓRDOBA. Aviso de Proyecto de Cierre
- MONITOREO AMBIENTAL EN EMBALSES. Río Hondo, Santiago del Estero. El Cadillal, Tucumán
- ACREDITACIÓN OAA. Certificación de Acreditación de Ensayo de Laboratorio. IRAM301:2005 – ISO 17025:2005
- CERTIFICACIÓN LABORATORIO R.O.L.A. CORDOBA. Primer laboratorio inscripto en Registro Oficial de Laboratorios Ambientales. Secretaría de Ambiente del Gobierno de la Pvcia. de Córdoba.

Córdoba, Diciembre de 2015

 

Clientes