Usuarios

Somos una empresa de servicios y consultoría en ingeniería laboral, ambiental y energía.

Por año, un argentino emite 8,1 toneladas de gases contaminantes

 


Cada argentino contamina con 8,1 toneladas de dióxido de carbono por año, según el último inventario de gases de efecto invernadero (GEI) presentado esta semana por la Secretaría de Ambiente de la Nación.

Una proyección del organismo determinó que esta cifra será de 10,3 toneladas anuales por habitantes para 2030 si no se toman medidas para reducir las emisiones. Esta tasa hipotética supera la contaminación que genera un inglés o danés en la actualidad. Y en estos países ya se han anunciado medidas para reducir las emanaciones.

 

Los GEI son los responsables del cambio climático y son producidos por la actividad humana. Si no se disminuye su emisión a nivel global, provocarán el calentamiento del planeta, lo cual traerá problemas catastróficos como lluvias y sequías extremas, incremento del nivel de mar, pérdida de fauna y aumento de algunas enfermedades, entre otras consecuencias.

Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero

Los datos del inventario nacional son actualizados a 2012. Se contabilizaron los gases emitidos por el transporte, la generación de energía en usinas, los residuos y desechos cloacales, por algunos procesos industriales y por el sector agrícola y ganadero.

Para el balance se tienen en cuenta gases como el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido de nitrógeno y cuatro sustancias más. Luego se les otorga un valor potencial de calentamiento. El resultado final se lo computa como dióxido de carbono equivalente (CO2eq).

 

En la cuenta no se incluyen los generados por cambio de uso de suelo (deforestación) y silvicultura (Cuss, en la jerga).

Por sector, el más contaminante es el energético, el cual es responsable del 54 por ciento de todas las emanaciones. Aquí se incluye la contaminación generada por la producción de electricidad (32 por ciento de total sectorial) y el combustible consumido por los vehículos (30%), entre otros sectores. Los motores de los autos y las turbinas que queman combustible emanan CO2.

 

El sector agrícola y ganadero se ubica segundo, con el 35 por ciento de las emisiones totales. El ganado vacuno produce metano por dos vías durante la digestión (39 por ciento de las emisiones sectoriales) y con sus excreciones (19%). Otro porcentaje de las emisiones es generado por los cultivos (19%).

 

El resto de las emisiones globales provienen de los desechos sólidos (incinerados y enterrados) y líquidos cloacales (6%) y de algunos procesos industriales como la producción de metales, minerales y sustancias químicas (5%).

En 2012, Argentina emitió 339,3 millones de toneladas de CO2eq. Esto es un 20 por ciento más que la contaminación producida en 2000, cuando se publicó el anterior inventario.

 

El nuevo informe calculó que en el año 2030 la Argentina podría emitir 510,9 millones de toneladas anuales, a razón de 10,3 toneladas por cada uno de los 49,4 millones habitantes que habrá ese año, según una proyección del Indec.

El informe fue presentado por el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Lorusso, y el grupo de técnicos a cargo de cada apartado.

 

Lorusso destacó que el país está trabajando en medidas de mitigación para reducir la emisiones, y también en medidas de adaptación a las consecuencia de cambio climático, aunque no se brindaron detalles sobre este aspecto.

Desde el organismo destacaron que Argentina no es considerado un “emisor histórico” y en la actualidad ocupa el 21º lugar entre los países emisiones, con menos del 0,9 por ciento del la contaminación mundial.

Mitigar, pero crecer

 

“El objetivo es seguir creciendo y sacar a la gente de la pobreza, ya que el cambio climático golpea a los que menos posibilidades tienen”, dijo Sergio Lorusso, secretario de Ambiente de la Nación. Sin embargo, desde el organismo no presentaron medidas para reducir las emisiones contaminantes ni para adaptarse a las consecuencias del cambio climático.

Clientes