Usuarios

Somos una empresa de servicios y consultoría en ingeniería laboral, ambiental y energía.

Cambio climático: "El rol de los gobiernos locales es clave"

 


Thomas Stocker nació hace 56 años en Zurich, Suiza. Es profesor de Clima y Física Ambiental en la Universidad de Bern desde 1993 y en 1998 comenzó a trabajar en el IPCC. Desde el 2008 preside uno de los grupos de trabajo y ahora está en la carrera para ser su presidente y reemplazar al indio Rajendra Pachauri.

 

- ¿Por qué se postula para presidir el IPCC?

 

-Por muchos años contribuí con mi experiencia y asesoramiento científico ahora soy candidato y estoy esperanzado en la atmósfera que se ha generado en torno al cambio climático y a lo que puedo aportar. Es importante que el IPCC es liderado por un científico que tiene experiencia en producir material para los reportes.

 

- ¿Por qué la cumbre en París será diferente y no un fracaso como las anteriores en cuanto a que los países puedan asumir compromisos serios de reducción de contaminantes?

 

- Hay tres puntos que me vuelven algo optimista respecto de la cumbre de París. El primer punto es que nunca antes quienes diseñan las políticas estuvieron tan bien informados respecto de nuestro conocimiento científico sobre el cambio climático. Al mismo tiempo hay un cuerpo de conocimiento disponible, también para el público en general. Segundo punto: nunca antes tantas compañías privadas declararon pública y abiertamente que el cambio climático es una amenaza para sus negocios.

Y, el tercer punto es el proceso político. Por primera vez cada país declara públicamente cómo se prepara para reducir las emisiones, cuánto piensa reducir y por qué ellos piensan que es ambicioso. Nadie lo hubiera pensado hace cinco años que China o los Estados Unidos iban a comprometerse concretamente en la implementación de un plan de reducción.

- Cuando el presidente Obama anunció el plan de reducción de las plantas de carbón para generación de energía aseguró que somos la última generación que puede hacer algo respecto del cambio climático. ¿Está de acuerdo?

 

-Absolutamente. Estoy convencido de que podemos tomar este problema. Que tenemos el conocimiento y las herramientas para hacerlo. Casi siempre menciono que se trata de una nueva revolución industrial.

 

-¿Cómo es eso?

 

-La revolución industrial fue algo global. La primera revolución fue la mecanización, la invención del agente metálico que hacía el trabajo sin que tú tuvieras que hacerlo. El segundo fue la electrificación. El tercero, la digitalización. Yo creo que la cuarta podrá llamarse descarbonificación. Esta nueva revolución tendrá nuevos inventos. Implica mucho esfuerzo pero también nuevas riquezas, nuevos trabajos y una mejor calidad de vida.

 



- En ese contexto ¿qué rol le asigna a los gobierno locales?

 

-Es absolutamente crucial el rol de los gobiernos locales. Todo sucede localmente. Son la llave para la solución. Un ejemplo, en los Estados Unidos vemos desde hace mucho tiempo un actitud negativa frente al fenómeno pero muchas comunidades incluso estados enteros, como California, han generado modelos para combatir el cambio climático

Pero por supuesto también se necesita liderazgo en la cumbre mundial. Ahora vemos que tiene que haber tanto actividad en la base de la pirámide, pero también en lo alto.

 

-¿Cuál es el límite de temperatura que se puede soportar 1,5°C, 2°C, 4°C?

 

-No hay una temperatura que se pueda identificar. Lo que claramente vemos es que incluso 2 grados por encima de la temperatura promedio, significa que el planeta va a ser diferente de lo que es hoy y al que nos vamos a tener que adaptar. En el Ártico estos efectos van a estar amplificado, también vemos cambios significativos en los Alpes, en Europa o en Los Andes. Todos los paisajes van a cambiar.

En las latitudes altas va a ser absolutamente diferente porque hablamos de hasta 9 grados de aumento en las temperaturas.

 

-Usted como experto en los océanos, ¿cómo cree que influirá el fenómeno?

 

-Los cambios en los océanos merecen una especial atención porque son los mayores componentes del sistema climático y son un enorme reservorio de comida. Todos vivimos directa o indirectamente de los recursos que nos provee. Además del aumento del nivel del mar, de lo que se habla menos es de la acidificación que es el efecto directo de la absorción del dióxido de carbono. Para los organismos marinos el ambiente se torna muy diferente al que vivían desde miles de años atrás. Entonces se produce una amenaza a este ecosistema.

 

-¿Qué podría pasar si no se toma ninguna acción?

 

-La alternativa de no hacer nada también se ha evaluado. Las consecuencias de la inacción las podemos ver en la amenaza a la vida de muchas personas. La vulnerabilidad va a aumentar en muchas latitudes, especialmente entre los más pobres. Al final del día el desarrollo no es posible. El cambio climático es una amenaza para el desarrollo sostenible.

 

LA NACION, integrante de Climate Publisher Network

Clientes